Entradas

Sentir es Evolucionar

Nuestra especie sigue viva porque en realidad lo que nos diferencia del resto de las especies no es la razón, si no el sentir. Somos capaces en un solo segundo de sentir una enorme variedad de sentimientos dispares. Podemos con tan solo dirigir una pequeña mirada a otro, sentir amor, temor, celos, pasión… y todo esto en décimas de segundo.

 

Se dice que lo que nos separa a los humanos del resto de los seres vivos es la capacidad de razonar, pero no hay que ser muy listo para darse cuenta que el raciocinio del que presumimos, a veces por no  decir bastante a menudo deja mucho que desear. No hay nada más que echar un vistazo a ese aparatito que llamamos televisor para escuchar y ver ejemplos de lo patético, deprimente y a veces aterrador de esta faceta única que poseemos. Destruimos de forma sistemática nuestro propio habitad impidiéndonos a nosotros mismos nuestro propio bienestar, somos capaces de matar a la mitad de la población mundial de hambre mientras la otra mitad se muere por enfermedades relacionadas con el sobrepeso. Vivimos adictos al tabaco, a las drogas, a los móviles, a las compras, a Internet, fabricamos armas en el primer mundo que matan a niños en la otra parte del planeta, vivimos sumergidos en una economía que nos invita a consumir constantemente y que nos hace sufrir llevándonos a querer más, más y más, podría llenar este articulo o esta revista de ejemplos y sabes que no tendría espacio suficiente. Ante este panorama, lo lógico sería preguntarse cómo diablos hemos sobrevivido durante tanto tiempo, ¿cómo nuestra especie sigue viva?

 

Pues bien aquí está el misterio.

Nuestra especie sigue viva porque en realidad lo que nos diferencia del resto de las especies no es la razón, si no el sentir. Somos capaces en un solo segundo de sentir una enorme variedad de sentimientos dispares. Podemos con tan solo dirigir una pequeña mirada a otro, sentir amor, temor, celos, pasión… y todo esto en décimas de segundo. Podemos emocionarnos con una canción o con la sonrisa de un niño. También sentir una enorme tristeza si vemos sufrir a alguien que queremos. Nuestros sentimientos están constantemente presentes en todo lo que hacemos, en lo que decidimos. Tienen tanto poder que dominan toda nuestra existencia como individuos y como especie. Por lo tanto primero sentimos, luego pensamos basándonos en lo que sentimos y luego actuamos.

Pero además de todo esto, es que existe una diferencia sustancial en elegir sentimientos malos o nocivos o elegir sentimientos buenos o beneficiosos. Si nos acostumbramos a sentirnos siempre mal esto, se convierte en un habito, impidiéndonos poder acceder a otros sentimientos diferentes, es más acabamos asumiendo que un sentimiento concreto es una característica de nuestra personalidad. Podemos poner de ejemplo una persona que en un momento determinado, sin ser consciente, elije sentirse enfadado, si ese enfado se extiende en el tiempo se acaba convirtiendo en una costumbre, luego en un habito y al final en una característica de su personalidad, convirtiéndose así en el personaje malhumorado de turno.

Este tipo de adicciones nos impiden tener la libertad de elegir sentirnos de modos diferentes, por que el cerebro y sobre todo nuestras hormonas asumen los sentimientos nocivos como amenazadores, llevando al cuerpo a un estrés constante, y cuando tenemos estrés nuestro cuerpo deja de hacer otras funciones importantes,  una de ellas es que el cerebro deja de tener la suficiente energía para por ejemplo segregar sustancias relacionas con el bienestar, el aprendizaje, la conducta, sumergiéndonos así en una adicción al malestar.

Claro está en que si constantemente todos nosotros estamos sumergidos en sentimientos de miedo, tristeza, odio, rabia, rencor, etc. volviéndonos adictos a ellos, todos los pensamientos y luego nuestras acciones se convierten en destructivas, que nos lleva al caos constante. De ahí que nos dé la sensación de que este mundo está al borde del descalabro.

¿Qué pasa si elegimos sentir amor, compasión, gratitud, alegría, etc.? Pues ocurre que los sentimientos positivos nos hacen sentir bien, cosa que todo nuestro cuerpo agradece haciendo que por ejemplo, nuestro sistema inmune este más fuerte, que descansemos mejor,  además, ocurre una cosa muy curiosa, que como nos sentimos bien el cerebro y las hormonas tienen mayor cantidad de energía para dedicarse  a crear música, obras de arte, a inventar nuevas formas de comunicarnos ,a prestar más atención a lo que hacemos y como lo hacemos, a aprender de nuestros errores y aprender de otros, y a un sin fin de cosas más .

Todo este bienestar con el tiempo llega a modificar literalmente nuestro cerebro haciendo que crezcan más conexiones entre las neuronas volviéndonos más inteligentes, más hábiles, más lúcidos.

Todos conocemos personajes en la historia que fueron capaces de modificar el rumbo de la humanidad (desde Copérnico, Gandhi, Nelson Mandela, etc.) y todos ellos tenían en común una sola cosa, que creían profundamente en un mundo mejor .Inundaban todo su ser de sentimientos que los hacían seguir adelante, se llenaban de esperanza, de fe, amor al prójimo, a la verdad, a la libertad.

Y tan solo uno de esos hombres hizo más por la evolución de nuestra especie que todos nosotros juntos. Porque sus sentimientos hicieron mella en los nuestros haciéndonos abrir nuestros ojos a la posibilidad de un mundo mejor.

Y aunque la historia este plagado de seres horrendos que en muchos momentos nos subyugaron, siempre, siempre hemos sido capaces de salir adelante y aprender de nuestros errores, por que cuando elegimos sentir amor, paz, libertad, alegría, acabamos encontrando el camino, porque todo nuestro cuerpo, nuestra mente y nuestro espíritu y en definitiva todo nuestro ser esta fabricado para que los buenos sentimientos nos hagan cambiar y evolucionar.

A sí que compañero de viaje, si quieres que tu mundo y nuestro mundo sea mejor cada vez, siéntete bien todos los días .Aunque te levantes por la mañana y todo aparente gris, no importa!!! Busca una razón para sentirte bien, te garantizo que además de que disfrutaras de un mejor día, contribuirás a que esta humanidad de la que formamos parte tú y yo, de un paso más en la evolución.
Elastic Tits