¿Cómo cuidar de tu salud y la de tu familia?

¿Cómo cuidar de tu salud y la de tu familia?

Consejos para cuidar la salud 

Muchas veces podemos ver nuestra energía disminuida o nuestros ánimos diferentes a los habituales, esto puede implicar que, estamos llevando un ritmo de vida poco saludable y debemos cambiar algunas costumbres de vida.

La OMS, propones una serie de consejos para mantenerse sano y siempre con energía para realizar todas las actividades deseadas durante el día, algunos de estos consejos, comprenden los hábitos alimenticios, el deporte y demás costumbres que pueden influir positivamente en la vida de la persona.

Algunos de los consejos más importantes que ofrecen las OMS son.

Seguir un régimen de alimentación saludable

El 90% de las enfermedades que puede afectar al ser humano, proviene de sus hábitos alimenticios y la frescura de lo que se alimenta.

Tener un control del colesterol, las grasas y los carbohidratos, puede garantizar la prevención de la obesidad y enfermedades cardiovasculares.

Tener una alimentación donde esté predominantemente la presencia de proteína con vegetales verdes es la mejor forma de tener un cuerpo sano con buena energía, los carbohidratos de tener sobre peso, deberán ser reducidos a una cuarta parte, todo dependerá del peso de la persona.

Se recomienda valorarse con un nutricionista, para determinar la mejor dieta alimenticia, con el balance correcto para su salud.

Mantener actividad física

Es importante para un cuerpo sano, un medio de actividad física diaria, entre más actividad física tenga el cuerpo mejor será su salud, se estará estimulando diariamente el sistema inmune y la energía corporal, desarrollando musculatura y resistencia física.

Se recomienda un régimen de actividad física de por lo mínimo media hora al día, para mantener buena salud y una estabilidad en la energía y el peso corporal.

Vacunarse frecuentemente

Es muy recomendable mantener el sistema inmune actualizado con las vacunas sobre las nuevas contaminaciones o enfermedades latentes en el ambiente, de manera que su organismo esté protegido y no pase por la experiencia de la enfermedad.

Está comprobado que las vacunas, ayudan a prevenir la contaminación por enfermedades graves, ayudando a salvar vidas en diferentes sociedades del mundo, disminuyendo drásticamente su tasa de defunción.

Evitar el consumo de tabaco en cualquiera de sus presentaciones

El tabaco puede traer un sabor particular, el cual suele atraer al consumo de muchas personas, lamentablemente, este producto es altamente nocivo para la salud, además de crear vicio o dependencia, estimulando la creación de programas enfocados en la trata del vicio del tabaco.

El tabaco en forma de cigarrillo es una de las principales fuentes de cáncer de pulmón  en la sociedad, además, se sabe que puede producir cáncer en múltiples órganos del cuerpo, amenazando la salud y la vida.

¿Cómo cuidar de tu salud y la de tu familia?

Evitar el consumo del alcohol o reducir su uso.

El consumo en sí de alcohol en exceso puede ser altamente nocivo para la salud, además puede alterar las funciones psicológicas y motrices de la persona, ocasionando accidentes o violencia.

Además, el consumo de alcohol en exceso puede ocasionar cáncer de esófago, estómago e hígado, entre otras enfermedades gástricas está la gastritis, irritación de colon, hemorroides, vómito, irritación urinaria y demás enfermedades. 

Aprender a tratar el estrés

El estado de ánimo puede influir de forma importante sobre la salud corporal, se debe tomar un tiempo para mentalizarse y entrenarse un poco en inteligencia emocional, de esta forma se podrá buscar mantener la calma en los momentos estresantes o retos de la vida, para preservar la salud.

Una situación estresante mal gestionada puede ocasionar enfermedades, descontrol del sistema inmune, depresión, somnolencia, ataques de ansiedad, entre otras afectaciones importantes para la salud mental y física del individuo.

Mantener siempre buenos estándares de higiene

La costumbre de la higiene, ayuda a prevenir toda clase de enfermedades y contaminación, que puede resultar en infecciones y demás enfermedades derivadas.

Es siempre recomendable bañarse de forma habitual, lavarse las manos, utilizar ropa limpia, cambiar las sábanas de su cama, mantener el suelo limpio, entre otras costumbres que, ayudarán a mantener al individuo alejado de agentes contaminantes e impurezas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *