¿Cómo hacer para cuidar tus pies y tenerlos aseados?

¿Cómo hacer para cuidar tus pies y tenerlos aseados?

Consejos para cuidar tus pies

Los pies son la parte del cuerpo en la que menos pensamos cuidar, pero es indispensable hacerlo ya que sostienen nuestro cuerpo y si no lo sabías, su salud influye en nuestro estado de ánimo. Es necesario cuidarlos para evitar la aparición de callos, durezas y otras molestias.

Las personas que padecen diabetes deben cuidar minuciosamente sus pies ya que esta puede causar infecciones. Para prevenir cualquiera de estas situaciones lo ideal es aplicar un cuidado continuo de nuestros pies.

Muchos lugares ofrecen servicios de pedicura para limpiar y embellecer los pies, pero no es recomendable hacerlo todos los días, son servicios caros y un poco arriesgados, ya que si no se esteriliza bien los  instrumentos utilizados, se corre el riesgo de contraer hongos, infecciones u otras enfermedades.

Limpieza diaria

Lavar los pies diariamente evadirá la formación de hongos no deseables que pueden causar una infección. También es muy reconfortante ponerlos en remojo por unos minutos con agua tibia y sales.

Secar bien los pies

Luego de la limpieza es obligatorio secar bien los pies, ya que por medio de la humedad y la oscuridad que le dan los calcetines se pueden generar hongos. Utiliza una toalla diferente de la que usas para secar tu cuerpo, para no contaminar el resto del cuerpo si llegas a tener hongos sin darte cuenta.

¿Cómo hacer para cuidar tus pies y tenerlos aseados?

Exfoliación e hidratación

Es recomendable utilizar exfoliantes para los pies dos veces por semana, se puede aplicar antes de lavarlos, masajear suavemente por unos minutos y luego aclararlos con agua. También se puede utilizar lima o una piedra porosa en el caso de que tengamos zonas con durezas.

Para la hidratación de nuestros pies sirve cualquier crema hidratante corporal, aunque en el mercado han surgido un sinfín de productos para hidratar específicamente los pies, todo es cuestión de gustos.

A la crema hidratante se le puede agregar unas gotas de aceite de menta, esto le proporcionará sensación de frescor, aplícala de forma circular con ligeros masajes de 5 a 10 minutos.

Cuidar las uñas de nuestros pies

Las uñas también necesitan de cuidado, siempre deben estar cortas, también se puede retirar la cutícula para evitar las uñas encarnadas y quebradizas,  así pueden crecer más fuertes y darle mejor aspecto a nuestros pies.

Utilizar calcetines no sintéticos

Es preferible utilizar calcetines que sea de lana o algodón ya que las fibras sintéticas no permiten una buena transpiración y circulación de los pies, esto puede ocasionar mal olor, por eso evita esos tejidos.

Utilizar calzados cómodos

El roce y la presión de un mal calzado puede generar juanetes, ampollas, grietas y callos, por ende elige zapatos que se adapten bien a tus pies y que los sientas cómos al caminar, flexibles y ligeros. Los zapatos de tacones no deben superar los 4 centímetros, la punta debe ser redondeada, la suela debe ser delgada y arco firme.

Utilizar plantillas

Las plantillas también pueden cuidar nuestros pies, corrige nuestra postura y pueden evitar molestias o lesiones. Existen diversas marcas y precios pero lo ideal es consultar con nuestro médico especialista.

Controlar nuestro peso

Mientras más peso corporal tengamos mayor es el esfuerzo que realizan los pies. La obesidad puede llegar a influir en la salud de nuestros pies, por lo que es recomendable mantener el peso ideal. Cuando se tiene sobre peso al caminar el impacto de los pasos multiplica nuestro peso, lo que lo convierte en una gran carga que sufren nuestros pies.

Ejercicio de pies

Es muy positivo para la salud de nuestros pies realizar ciertos ejercicios que activan la circulación. Hacer rotaciones de tobillos, caminar de puntillas, extensiones de los dedos de los pies y rodar una pelota o botella con la planta del pie son algunos ejercicios que pueden ayudarnos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *