Consejos para limpiar los oídos

Consejos para limpiar los oídos

Tips para limpiar los oídos

La limpieza de los oídos no es algo que se deba tomar a la ligera, el cerumen que tanto nos molesta es una defensa protectora natural de nuestro oído, como evitar que entre agua y suciedad. También tiene otras funciones, por ejemplo, evitar que se sequen o agrieten las líneas que cubren nuestros canales auditivos, previene infecciones entre otras.

Los oídos es una parte importante de nuestro cuerpo y se dividen en tres partes, la zona externa, la intermedia que vendría siendo el conducto y la parte interna donde se encuentra la membrana del tímpano.

Limpieza de los oídos

El cerumen se produce en la parte intermedia, en el conducto y es necesario saber cómo lidiar adecuadamente con este, para evitar daños o enfermedades en el sistema auditivo.

Paño suave y húmedo

Este es el proceso más recomendado, la mejor opción y se trata simplemente de utilizar un paño suave, húmedo y con jabón para limpiar el cerumen que ha salido de forma natural. Esta es una capacidad de auto limpiado que tiene nuestro oído.

Solo las personas con secreciones muy marrones o amarillas no pueden utilizar este método ya que no sale solo, si es así, lo ideal es visitar a un médico.

Gotas para los oídos

Las gotas pueden ayudar a aflojar o suavizar el cerumen para permitirle desearlo de forma natural. Esta es la opción más utilizada por las personas para la limpieza de los oídos y en el mercado existen muchas opciones.

Estas gotas pueden ser efectivas, pero también podrían causar irritación, por lo que recomendamos visitar a su médico para que le recomiende las gotas más idóneas.

Uso de bastoncillos

Algunos expertos indican que los bastoncillos más que limpiar pueden perjudicar nuestros oídos alterando el PH y al quitar la cera reducen su efecto protector contra agentes externos. Es recomendado para limpiar la zona externa del oído, y no introducirlo en el ducto.

¿Qué hacer cuando se tapan los oídos por cera?

El oído tiene un sistema de auto limpieza que hace que el cerumen salga solo gracias a los movimientos que hacemos al masticar o hablar. Pero algunas personas producen más cera de lo normal por cuestiones genéticas.

También la producción de cera puede aumentar por otros motivos, como utilizar audífonos de forma frecuentes, una limpieza excesiva puede causar el efecto contrario de generar más cerumen, entre otros.

Cuando existen obstrucciones que causan malestares lo recomendable es ir con un especialista, pero si la obstrucción es leve, hay varias medidas que se pueden tomar para destapar los oídos.

Gotas de té de manzanilla

Con un algodón sumergido previamente en té de manzanillas se pueden aplicar unas tres gotas en el oído tapado, se debe dejar el líquido por unos 20 minutos manteniendo la cabeza inclinada, de esta forma se ablandara la cera y saldrá de forma progresiva, gracias a la gravedad.

Consejos para limpiar los oídos

Agua oxigenada

Con una mezcla de partes iguales de agua oxigenada con agua tibia hervida se debe llenar el oído afectado con un gotero y dejar actuar entre tres a cinco minutos. Luego se saca el líquido inclinando la cabeza y se enjuaga con agua tibia.

Solución salina

En media taza de agua tibia se mezcla una cucharadita de sal fina, luego que esté disuelta se aplica en el oído afectado con un algodón, se deja actuar por unos minutos y listo.

Hábitos que pueden dañar nuestros oídos

El uso de bastoncillos o de los dedos puede ser perjudicial para la salud de nuestros oídos, estas también pueden llegar a empujar la cera que ha tenido contacto con agentes externos y causar infecciones.

La limpieza excesiva puede aumentar la producción de más cerumen los que podría provocar taponamientos.

Introducir objetos extraños para intentar limpiar la cera de los oídos puede ser un hábito que puede dañar nuestros oídos, por ejemplo, pueden romper la estructura que lo componen.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *