Baño de pies relajante

Baño de pies relajante

Para aliviar el cansancio y eliminar las zonas ásperas lo mejor es poner los pies a remojo en un baño tibio de vinagre y bicarbonato; también se puede añadir tomillo y lavanda, que tienen propiedades antisépticas y relajantes. Después de tener los pies a remojo al menos 10 minutos, utiliza una piedra pómez o un trozo de terracota para pulir los callos y las durezas.

agua

Ingredientes:

  • 2 l. de agua templada
  • ¼ taza de bicarbonato
  • ¼ taza de vinagre blanco o de hierbas
  • 1 cucharada de hojas y flores de lavanda frescas.
  • 1 cucharada de  hojas de tomillo frescas.

Llena una palangana grande con agua templada y añade el bicarbonato, el vinagre y las hierbas. Pon los pies a remojo de 15 a 20 minutos. Sécatelos y date un masaje con una crema para pies o un aceite natural.